Milhojas Tres Sabores

¿Tienes poco tiempo para hacer un postre y tienes pasta filo? La solución: un milhojas. Gusta a todo el mundo y visualmente impresiona.

 

En este caso lo he hecho de tres sabores: crema, plátano y merengue.

Aquí van los ingredientes:

-para la crema

  • 6 yemas huevos tamaño M
  • 1 litro de leche (en mi caso semidesnatada)
  • 180 gr azúcar
  • 90 gr maicena
  • 30gr esencia vainilla
  • pasta filo
  • 3/4 plátanos (al gusto)

-para el merengue:

  • 6 claras huevos tamaño M
  • azúcar glas al gusto para el merengue
  • coco rallado para decorar

Primero haremos la crema para que se enfríe un poco.  La hago en el microondas y de esta manera me evito el calor de tener que remover la cuchara sin parar en el fogón. Es muy fácil: viertes todos los ingredientes en un cazo para microondas y los bates hasta que no queden grumos y a continuación…microondas en marcha. Cada 2/3 minutos lo sacas y remueves con cuchara o espátula y de nuevo al microondas hasta que consigas el espesor deseado, es decir, aquel que se aguante entre las capas del milhojas.

El merengue: más fácil todavía. Montamos todas las claras hasta que al dar la vuelta al recipiente no se muevan. Hemos de acordarnos de añadir el azúcar glas cuando las hayamos subido un poco e ir añadiendo hasta darle el dulzor deseado.

Y ahora…a por el milhojas.

Una hoja, la untamos con un poco de mantequilla liquida y otra hoja encima. Asi lo haremos con 4 hojas. Y al horno unos 7/8 minutos.

En otra bandeja repetiremos el proceso.

La tercera bandeja será igual, es decir, repetiremos el proceso de las láminas, pero sobre ellas pondremos el merengue y todo al horno durante unos 10 minutos.

Y ahora toca el montaje de la tarta.

Primero el primer grupo de laminas de filo.

Encima pondremos un poco de crema.

A continuación el plátano troceado.

Y más crema, más o menos la mitad de la que tenemos.

Y tapamos con el segundo grupo de láminas de filo.

Y acabamos de poner toda la crema que nos queda.

Y tapamos con las láminas que llevan el merengue.

Y…a decorar. En mi caso con un poco de coco rallado.

Y…a comer!!!!

Acordaos que la pasta filo está más buena si se hace el mismo día.

Por cierto, quedo un trocito y…mi hermano se lo llevó!!!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *